¿Qué es la ciudadanía?

PRESENTACIÓN DE LA UNIDAD. IDEAS PREVIAS

Trata de responder a las siguientes cuestiones:

¿Puedes definir en qué consiste ser un buen ciudadano? 

¿Por qué es importante ser un buen ciudadano en las sociedades actuales? 

¿Para qué sirve la política? ¿Te interesan las cuestiones políticas? ¿Por qué? 

¿Puedes citar algunos derechos que son propios de un ciudadano? ¿Y algunos deberes? 

¿Puedes citar algunos intereses comunes que a todos nos afectan viviendo en sociedad? 

2- LA VIDA EN SOCIEDAD
“Amar no es mirarse el uno al otro; es mirar juntos en la misma dirección”
Antoine de Saint-Exupéry

2.1. La necesidad de la vida en sociedad
El ser humano es un ser social. Su vida se desarrolla en sociedad. Una sociedad es una vida en común de personas sujetas a instituciones y una determinada tradición cultural (lengua, religión, conductas, etc).
Las primeras comunidades humanas fueron nómadas (pueblos o tribus que acababan los recursos de un territorio y marchaban a otro lugar). Más tarde aparecerán la agricultura y las sociedades sedentarias. En estas sociedades, las relaciones entre personas es más complicada: hay que regular el tiempo libre (ocio), la defensa, repartir los frutos. Ello supone una
organización y normas. En una sociedad sedentaria se produce una división de funciones: debe haber soldados, artistas, jueces, etc. De este modo surgen las ciudades.

2.2. La Formación de las sociedades en ciudades, reinos, naciones y estados

Tres motivos principales existen para la constitución de las sociedades humanas:

  • Supervivencia. Los hombres estamos genéticamente orientados a vivir en sociedad. El grupo ayuda a sobrevivir.
  • La comunicación. Nuestra inteligencia se desarrolla con el contacto con los demás y la comunicación.
  • Ampliación de nuestras posibilidades. Podemos hacer más cosas viviendo en comunidad. La educación es imprescindible, permite progresar aprovechando los descubrimientos de nuestros antepasados.

La vida en sociedad supone una red muy tupida de colaboraciones. Convivimos para sobrevivir, comunicarnos y progresar.

Actividades y tareas
Reflexiona sobre la siguiente cuestión:
¿Vivimos, en general, en una sociedad cívica o incívica e insolidaria?
Considera diferentes aspectos, tales como los económicos, políticos, sociales, medioambientales, etc

Argumenta tu posición.

2.3. La función de la política
La política resuelve los problemas de la convivencia. La política es el arte y ciencia de organizar el gobierno de una ciudad y la convivencia social. El ser humano es un ser político: tiende a organizarse y relacionarse en ciudades. A todos nos afecta la política.

El Estado es la forma de organización política dotada de un poder soberano e independiente que incluye la población de un territorio. A través del Estado la sociedad se gobierna a sí misma y se organiza políticamente. Las leyes y las instituciones ponen límite a los comportamientos injustos y a los abusos.

3.- LA CIUDADANÍA


3.1. Definición e historia del término ciudadanía
Un ciudadano es una persona que tiene derechos y deberes como miembro de un estado.
La ciudadanía es la relación entre un ciudadano y su comunidad política (Estado), por lo que goza de derechos y deberes. Ser ciudadano en España supone, por ejemplo, que puedo votar, tengo seguridad, puedo trabajar. Pero también pago impuestos, respeto la Constitución.
La “idea” de ciudadanía apareció en Grecia Clásica y Roma: significaba que podía disfrutar de la protección de las leyes en la ciudad. Siglos después, la palabra ciudadano se empleó paraoponerla a “súbdito”.
Se considera súbdito a aquel que está sometido al poder que manda. No posee derechos, solob obedece.
Sin embargo, ser ciudadano significa que participa en el poder político, posee derechos y está protegido por las leyes.


3.2. El bien común y el buen ciudadano
Todos tenemos como objetivo de la vida en sociedad la vida libre y pacífica. A pesar de las diferencias, todos tenemos intereses comunes. El bien común es el conjunto de intereses generales, comunes y complementarios que favorecen la convivencia en paz y la prosperidad global de la sociedad. Siendo buen ciudadano se logra este bien común.
Nuestro bienestar nos incumbe a nosotros, pero también tiene repercusiones para la sociedad en la vivimos. El civismo empieza por el respeto hacia uno mismo y continúa con el respeto a los demás. Responsabilidad, solidaridad y participación son valores fundamentales de la convivencia cívica.


Actividades y tareas
· Casi un 70 % de los jóvenes de entre 15 y 29 años muestran poco o ningún interés por la política.
· La nota que dan a la democracia es un 4,73 en una escala de 0 a 10.
· Las instituciones más valoradas son las ONG (6,9) y las fuerzas armadas (5,61).

Entre las menos valoradas están los sindicatos (3,77) y los partidos políticos (3,14).
Encuesta del Instituto de la Juventud (INJUVE)
Valora los datos.
¿Te identificas con ellos?
¿Por qué?

4.- DEBERES Y DERECHOS: LAS DOS CARAS DEL CIVISMO
“En una democracia no hay ningún derecho sin su deber correspondiente, ni ninguna libertad sin obligación. Tu libertad de conciencia, el hecho de no tener que dar explicaciones a nadie sobre tus opiniones, te obliga a respetar también las de los otros, sean políticas o religiosas. Si tienes derecho a utilizar los medios de transporte públicos, tienes también el deber de no deteriorarlos ni degradarlos.
Si has tenido un accidente o te encuentras en peligro, tienes derecho a una asistencia sanitaria o al socorro de los bomberos, pero tienes también la obligación de ayudar a una persona en peligro”.
Régis Debray. El civismo explicado a mi hija


4.1. Correspondencia de derechos y deberes
El reconocimiento de nuestros derechos presupone la aceptación de nuestros deberes. Todos
estamos obligados a respetarnos y a prestarnos ayuda mutua. Esta es la regla del juego:
Disfrutar de nuestros derechos, pero debemos asumir nuestros deberes
Derechos y deberes son las dos condiciones indispensables para el ejercicio de la ciudadanía.
Los derechos nos abren un mundo de posibilidades y amplían nuestra libertad; los deberes apelan a la justicia, al reconocimiento de los otros y al respeto de sus derechos.
El problema radica en mantener el equilibrio entre derechos y deberes. Si predominan sólo los deberes y se niegan los derechos deviene la tiranía, el autoritarismo, y los regímenes contrarios a la libertad y a la justicia. Si prevalecen los derechos por encima de los deberes, caemos en el
error de pedir cosas sin estar dispuestos a dar nada a cambio.

El ejercicio de la ciudadanía resulta imposible si sólo queremos tener derechos. Allí donde todos quieren tener únicamente derechos, sin obligaciones, nadie en el fondo puede ejercer derecho alguno.
En el ámbito ciudadano, la libertad implica siempre responsabilidad. Por ejemplo, exigimos el derecho a tener acceso a la educación; pero debemos ser conscientes de que estos servicios tienen un coste que debemos asumir todos (pagando impuestos), y haciendo un buen uso de ellos (aprovechando los recursos, y estudiando).
En definitiva, la base para el buen funcionamiento de la sociedad es el civismo, el respetode las normas que hacen posible la convivencia pacífica.

5.- LOS DEBERES HACIA LAS PERSONAS


5.1. El civismo empieza por uno mismo
Para aprender a convivir con los demás debemos comenzar por aprender a respetarnos a nosotros mismos, evitando conductas que tiran por tierra nuestra dignidad y ponen en riesgo nuestra vida y proyectos. Debemos cuidar nuestro cuerpo, y tenemos la responsabilidad de cultivar nuestros talentos para desarrollarnos plenamente y ser útiles a la sociedad.

5.2. Valores para convivir

Mi autonomía me obliga a respetar a las otras personas. Del mismo modo nadie tiene derecho a imponerme sus valores, gustos y opiniones.

Nuestros actos tienen consecuencias. Actuar con responsabilidad es imprescindible, para que nuestras acciones no lesionen los derechos de los demás. Ser responsable significa también prestar ayuda a todas las personas que se hallen en situación de dependencia o riesgo deexclusión social (ancianos, discapacitados). Esto es el deber de solidaridad hacia los demás.

Documento para el análisis

Importancia de la solidaridad, que se define como el valor que consiste en mostrarse unido a otras personas o grupos, compartiendo sus intereses y necesidades. En este documento podemos ver la relevancia de la acción solidaria que realizan los ayuntamientos, las ONG y los particulares a través de distintas asociaciones.

5.3. El deber cívico de la participación
Al vivir en sociedad establecemos con ella un compromiso de participación, sobre todo en aquellos asuntos que nos afectan a todos: la convivencia, la paz, la libertad, la justicia, el desarrollo sostenible, etc.
En una sociedad democrática existen diversas formas de participar:
Informarse de lo que ocurre a nuestro alrededor para poder desarrollar una conciencia crítica que nos permita reaccionar contra cualquier forma dediscriminación o abuso de poder.
Conocer nuestros derechos y deberes como ciudadanos, y exigir el cumplimiento de los primeros y comprometernos a cumplir con los segundos.
Colaborar con asociaciones que tratan de resolver los problemas sociales y
ambientales en favor de una sociedad más justa, libre y sostenible

6.- LOS DEBERES HACIA EL ENTORNO


6.1. Deberes hacia el bien común
Uno de los grandes problemas que afectan a la sociedad actual es el creciente individualismo que conduce a una que propicia a una despreocupación por el bien común, por aquello que es de todos. Esta actitud es peligrosa. Y lo es porque lo que es de todos, el medioambiente, el
patrimonio cultural, necesita del cuidado y preservación por parte de todos.
La indiferencia y el pasotismo fomentan actos de vandalismo y otras conductas intolerantes que perturban la convivencia social.

Nuestro bienestar particular depende del bien común. Como ciudadanos tenemos deberes:

  • Cuidar y preservar el mobiliario urbano de nuestras calles, y el patrimonio histórico,cultural y natural.
  • Denunciar cualquier forma de vandalismo o negligencia respecto al deterioro de bienes y servicios públicos.
  • Hacer un buen uso de los servicios públicos.
  • Contribuir al sostenimiento de estos servicios, exigiendo a los responsables políticos que empleen correctamente los impuestos

Actividades y tareas
En el año 2002, un Petrolero, el Prestige, naufragó cerca de las costas de Galicia, provocando una avalancha de fuel sobre las mismas. Miles de voluntarios participaron en la limpieza de las playas.
¿Qué gestos se te ocurren para mejorar la situación de nuestro entorno natural?