images

 

Los jóvenes del Barrio de Los Chorrillos

Me llamo William Ávila, soy panameño y vivo en el Barrio de Los Chorrillos. Dicen que es uno de los barrios más peligrosos de Panamá, pero para mi pandilla y para mi, nuestro barrio lo es todo.

 

De pequeño yo quería ser policía, ser alguien con una profesión respetable y al servicio de los demás, pero cuando tenía diez años dejé el colegio. Siempre fui muy inquieto y, además, ¿quién me iba a ayudar a hacer los deberes?. Por eso tuve que encontrar otra forma de ganarme la vida, así que en mi casa vivimos de pequeños robos y de vender drogas. No estoy orgulloso de ello, pero gracias a eso, a madre y a mi hermana pequeña no les falta la comida diaria.

 

Algo que debes aprender para sobrevivir en Los Chorrillos es que la pandilla significa protección, aunque aun así nunca estarás totalmente protegido. Hasta la propia policía puede cargar contra ti aunque seas inocente si te encuentras en el lugar equivocado, a la hora equivocada. Son numerosos los casos de pandilleros que han perdido a algún familiar por estar en el centro de una redada.

 

Algún día me gustaría tener la oportunidad de decirle a los que mandan que uno no es delincuente por elección, sino por desesperación. Mientras tanto, el gobierno sigue mirando hacia otro lado, porque al fin y al cabo, ¿a quién le importa lo que le ocurra a un barrio de inmigrantes que vienen de zonas rurales?. Yo intenté ir por el buen camino y me presenté en algunas empresas, dispuesto a aprender y a trabajar en lo que fuera, pero nunca recibí una oportunidad, o por falta de experiencia, o por el simple hecho de venir de donde vengo, del barrio de Los Chorrillos.